Crímenes de make-up que cometieron las celebrities

Solemos mirar a las celebrities como una fuente de inspiración para nuestro make-up. Pero en esta oportunidad queremos mostrarles que ¡ellas también se equivocan con sus looks!

– El enemigo de Selena Gomez fue el iluminador. Este producto, que sirve para ampliar la mirada, debe aplicarse en el exterior del lagrimal y en el arco de la ceja. Si querés disimular tus ojeras, lo mejor es utilizar un corrector.

nota 2 1

 

– Un evento a la noche puede ser la perfecta oportunidad para un makeup ojos intensos. Sin embargo, creemos que Taylor Momsen aplicó sombra negra en exceso. Si querés hacerte un smokey eye, nunca comiences pintando el párpado de una sombra muy oscura. Preparalo previamente con un tono intermedio.

nota 2 2

– Miley Cyrus confesó en una entrevista que este había sido su peor momento en cuanto a makeup. “Me veía como el Guasón de Batman” confesó. ¿Cuál fue el error? Una mala aplicación de polvo compacto.

nota 2 3

Tips para maquillarte los ojos cuando usas anteojos

¿Sabés cómo maquillarte cuando usás anteojos? Queremos compartir con vos todos los secretos para lucir siempre un makeup perfecto.

Cuanto más llamativa sea una gafa, más neutralidad necesitan los ojos. Es mejor optar por un buen labial.

anteojos1

Si usás gafas de pasta gruesa, marcá bien el contorno del ojo con máscara de pestañas o un delineado muy fino. Si la montura es muy oscura, animate a un toque de color.

anteojos2

Para  gafas de montura fina o transparente, usá tonos de sombras oscuros o un smokey eye.

Si el cristal de tus anteojos achica los ojos, elegí un tono más claro en el párpado móvil y uno neutro como el marrón. Sino, animate a un delineado grueso y pestañas superiores e inferiores bien marcadas.

anteojos3

En cambio, si el cristal de tus gafas hace tus ojos más grandes, enmarcalos con un tono marrón o negro.

Un secreto para el delineador: que el trazo no sea más largo que el espacio del cristal.

Por último, tené en cuenta que es mejor que no marques tus cejas demasiado, y cuidá tenerlas siempre prolijas.